martes, 12 de septiembre de 2017

⚽ ENTREVISTA A ALDO GORDILLO, JUGADOR DE PELLEGRINI / "Persevera y triunfaras”.

“Mas allá de la carrera que elegi, el futbol es todo para mi y es mi sueño llegar a jugar en primera”.

"Los sueños están hechos para cumplirse", y este el el caso de Aldo Gordillo, un pibe humilde y luchador, que después de tanto sacrificio obtuvo su debut en el Federal B vistiendo la casaca del conjunto adoquinero. 



Aldo se inicio en el fútbol con solo los 4 años de edad, y como todo apasionado por este deporte tiene una razón especial que lo movilizó desde un comienzo: “ elegí este deporte porque lo empe a jugar desde chico, y al pasar de los años me fue gustando cada vez mas y sobre todo porque vengo de una familia futbolera “aseguró el jugador.



El actual volante de Pellegrini comenzó su trayecto en el club del barrio central sur, donde jugaba junto a hermano Lautaro, y era dirigido por su papá. Posteriormente pasó a la escuela de fútbol "Cara Sucia". Años mas tarde, emigró hacia Tierra del Fuego con su familia, en donde tuvo la suerte de salir campeón de la provincia. Posteriormente regresaron a Salta y volvió a la escuela "Cara Sucia". Al año siguiente, regresó a Salta y Central Norte le dio trabajo a los profes de Cara Sucia: Cholo Morales , Turco Apaza y" Don Mario” . En ese momento, Aldo se insertó en la cantera cuerva para formar parte de las inferiores de dicho club. A los 16 años, ya siendo jugador de la primera local, llegó a estar en el plantel profesional en la época de Piossi y Coleoni".


El fútbol es como la vida misma, no todo es de color rosa, y una que otra traba puede aparecer en el camino y el camino de Aldo no fue la excepción: " tuve una lesión del quinto metatarsiano la cual me mantuvo parado un año y medio, volví de esa lesión y estuve en el plantel que salió campeón del anual central junto a mi hermano”.

A los 19 años de edad, el jugador decidió probarse en el Club Deportivo Riestra de Buenos Aires. Allí estuvo seis meses jugando en reserva, pero decidió volver a Salta ya que la distancia le obstaculizaba sus estudios universitarios.

La familia de Gordillo está compuesta por sus padres (Zulema Rodas y Adolfo Gordillo) que “aman el fútbol”, tiene tres hermanos, Lautaro gordillo de 18 años que está en el Club Ferro, Joel Gordillo de 11 años juega en Cachorros, y su hermana Martina Gordillo juega vóley. Una familia que fue su pilar fundamental a lo largo de su carrera y que hoy en día lo continúan acompañando.


Hablando un poco de su presente en "Pelle", Aldo sostuvo que: " Llegar a este club que me abrió las puertas y me dió la posibilidad de debutar en el Federal B. Me hace sentir muy bien y cómodo, hay un gran equipo tanto de jugadores como de personas y dirigentes, donde puedo seguir luchando por mi sueño, que es jugar al fútbol y no abandonar mis estudios ”

Para culminar la nota, Gordillo expresa su amor incondicional por este maravilloso deporte:“mas allá de la carrera que elegí, el fútbol es todo para mi y es mi sueño llegar a jugar en primera”.

Finalmente, les deja un mensaje a los más pequeños: " jamás hay que rendirse, el futbol es como la vida, siempre para adelante por que tenes miles de obstáculos y tenes que ir superándolos uno a uno, bien lo dice el dicho persevera y triunfaras”.

Entrevista: Macarena Ávila
Edición: Julieta Gimenez

No hay comentarios:

Publicar un comentario