sábado, 15 de julio de 2017

⚽️ “ES MOMENTO DE CRECER” / Diago Giménez nuevo jugador de Lanús

Todos aquellos que amamos el fútbol siempre soñamos con jugar en el equipo del cual somos hinchas, llegar a primera y triunfar, luego irse a un equipo importante de nuestro país y más adelante dar el gran salto a Europa. Ese es el anhelo de todo jugador que ama este deporte. No es un camino fácil, conlleva mucho sacrificio y horas de dedicación. Alguien que sabe de esto y mucho es Diago Giménez.

Diago con tan solo 20 años se convirtió en nuevo jugador del Club Atlético Lanús, sin dudas uno de los equipos más importantes del país.
El camino fue largo y para nada fácil. A los 6 años llegó a Juventud Antoniana para formar parte de la escuelita donde dio sus primeros pasos con la camiseta del “santo”.

Unos años más tarde pasó a formar parte del equipo de novena división que disputaba el torneo de inferiores que organiza la Liga Salteña y año tras año fue subiendo de categoría hasta llegar a la primera local. Diago, tuvo el privilegio y la suerte de haber sido capitán y campeón en casi todas las categorías en las que jugó, algo que todos quisieran.

A los 18 años tuvo su debut con la banda azul en el plantel profesional que en ese momento disputaba el torneo Federal A. De aquel maravilloso día a hoy, fueron casi dos años y medios en los que le tocó compartir, conocer y relacionarse con jugadores de primer nivel. El joven jugador ahora “granate” declara que debutar en primera con el club donde arranco todo es una de las sensaciones más hermosas que un jugador puede sentir y tener de compañeros a jugadores como Marchant, Balvorin, el ratón Ibáñez, Cárdenas y entre ellos sentirse uno más fue sin dudas un privilegio.

“Juventud va a ser siempre parte de mi vida, a donde vaya o donde sea que esté voy a seguir al equipo como un hincha más, porque eso es lo que soy. Prometo volver con todas las ganas de un ascenso, en este tiempo no se nos dio pero sé que el fútbol da revanchas y que nosotros la vamos a tener” decía el jugador despidiéndose del club que lo formó y le dio la oportunidad de ser futbolista.

Por último le agradeció a su familia por acompañarlo y apoyarlo todo este tiempo, al hincha y socio antoniano que le brindó un cariño increíble en todo momento a pesar de que las cosas no salían y a los técnicos Ezequiel Carboni y Jorge Almirón por confiar  en él y hacer lo posible para que Diago pueda vestir la camiseta de Lanús.

Para finalizar, el joven defensor - volante agregó: “Duele irse de casa pero es momento de crecer y ver personalmente hasta donde soy capaz de llegar. No sé si lo hice bien o mal, lo que si estoy seguro es que cada minuto que me toco estar con esta camiseta lo jugué al máximo”.
Nota: Nicolás Nuesch

No hay comentarios:

Publicar un comentario